domingo, 9 de enero de 2011

¿Original o Copia?

Hola a tod@s.
¿No os llama la atención que, al parecer, la creatividad de las personas está en crisis? Hace unos pocos siglos, veíamos como florecían compositores como Mozart, pintores como Velazquez, escritores como Shakespeare o Cervantes, y un largo etcétera de lo que bien hemos denominado "genios". Y no eran uno ni dos, sino que más bien parece que había bastantes, o al menos, bastantes más de los que tenemos ahora. ¿Por qué? Pues simple. La escolarización no era tan universal como lo es ahora, y además, no tenía por objetivo crear "robots". Desde la revolución industrial, se ha hecho necesario crear "mano de obra". Cuanta más mejor. Por eso se desarrollaron en su día los programas de educación que se siguen actualmente hoy. En esos programas se dejó de lado la parte artística, la creativa, la emocional y otras tantas "innecesarias" para manejar una grúa, construir puentes o cualquier actividad para casi cualquier puesto de trabajo de los que hoy se consideran "buenos" y que tienen las remuneraciones más altas. Tanto es así, que si nuestro hijo saca un 10 en matemáticas lo miramos orgullosos pensando "Ese es mi chico!!". Sin embargo, si lo saca en plástica o en música, pensamos "¿Me habrá salido rarito?" Hasta los propios alumnos, saben (o mejor dicho, creen) que hay asignaturas a las que llaman "marías" que "no son importantes".
Pues fruto de que nuestro sistema educativo ha conseguido erradicar cualquier atisbo de creatividad en nosotros, nos encontramos en la situación actual de falta de "genios". Una situación en la que un chiflado coge una lavadora y una escoba y hace una "escultura". Una situación en la que se pagan muchos miles de euros por un "cuadro" con unos pocos trazos mal hechos. Una situación en la que los "músicos" de más éxito desconocen por completo que es una clave de sol, una corchea o un pentagrama. Una situación en las que los programas de televisión que más audiencia tienen son aquellos que más poblados están de personas que sufren algún tipo de retraso mental más que evidente.
A pesar de todo, SI que tenemos genios que tienen ideas Originales, aunque llame la atención que casi siempre, esas muestras de genialidad se muestren muy alejadas de las aulas. Inventar el Google, no fue un trabajo de clase! Inventar el Facebook, no fue un trabajo para recuperar una asignatura! Einstein (ahí es nada), no escribió su teoría de la relatividad como una tesis doctoral. A Einstein, en el cole le suspendían!!! Y aún así, todos ellos, consiguieron desarrollar sus ideas rompedoras y completamente originales que han cambiado nuestro mundo. Son nuestros genios contemporáneos, que han mantenido viva su creatividad pudiéndola potenciar lejos de las aulas, y mientras aún eran jóvenes y la conversión a robot no estaba aún en su fase final.
A los demás, a los que tenemos nuestra creatividad herida de muerte y ya somos casi robots, nos queda otra opción, muy digna y loable. La opción de Copiar. Estamos hartos de ver como cuando una empresa lanza un producto estrella, las empresas de la competencia comienzan a sacar productos iguales. Estamos hartos de ver que cuando una nueva página Web tiene tirón, enseguida aparecen otras de contenidos y diseños similares. Estamos hartos de ver como cuando un programa de la tele tiene audiencia, el resto de cadenas saca programas de formato similar. Y así una larga lista de etcéteras. Y eso amigos, no es malo en absoluto. A todos nos va bien tener nuestros ídolos y nuestros espejos en los que mirarnos. Para poder llegar a ser como esas personas a las que hoy admiramos, hay que copiar. Al chaval que juega al baloncesto le viene fenomenal poner todo su empeño en intentar "copiar" a Michael Jordan. Al que le guste la física, debería intentar copiar a Einstein. Al que le gusta la informática intentará copiar a Bill Gates o algún otro.
Pero, y aquí va el kit de la cuestión. ¿Y si nos confundimos a la hora de elegir a nuestro "genio" para copiarlo? ¿Que pasa si esa sociedad en crisis de creatividad de la que hablábamos encumbra a personajes tan truculentos como los participantes de gran hermano, la Belen Esteban, la bruja Lola o gente de esa calaña? La respuesta es evidente. Tendremos a un montón de gente intentando "copiar" a gente retrasada. Y ojo. Del mismo modo en que si intentas copiar al campeón de musculación machacándote en el gimnasio para ser como tu ídolo, llegas a estar cachas que te cagas, si imitas todos los días a un retrasado, acabas retrasado. Eso es así. Y esa es la razón por la que si te acercas a un grupo de chavales y chavalas de hoy en día, parecen como cromos repetidos. Hablan todos igual. Visten todos igual. Ven todos las mismas series. Interactúan en la misma red social. Ven los mismo vídeos de YouTube. Se meten todos con el mismo empollón, etc. etc. etc. Actúan todos como estos simpáticos pajarillos...

Y vosotros que sois, ¿original o copia?

Un saludo a todos.

Berto.

4 comentarios:

  1. Original, sin duda...........

    ResponderEliminar
  2. yo soy copia...y me reconcome...peor sería no darse cuenta, no==??

    ResponderEliminar
  3. Según se mire... El que no se da cuenta de nada, nada le reconcome, ¿no?... jejeje

    ResponderEliminar