lunes, 16 de mayo de 2011

A discutir todo el mundo!

Hola a tod@s.
Dicen que debatir una cuestión sin resolverla es mejor que resolver una cuestión sin debatirla. Normalmente se huye de las discusiones, como si discutir fuera malo. En ocasiones, se prefiere dar la razón para no oír lo que no se quiere oír. Hemos conseguido (o mejor dicho "han conseguido") que el verbo discutir esté ligado a una cierta carga de violencia y agresividad, cuando son justo quienes no discuten ni permiten que otros lo hagan, los que quieren imponer su forma de ver las cosas utilizando su fuerza como argumento.
Vivimos en esa época. Vivimos en la época en la que tenemos miedo de discutir con los superiores, no vaya a ser que tengan razón. Tampoco nos gusta discutir con los inferiores, no vaya a ser que puedan aprender algo de nosotros y puedan escalar hasta nuestra posición. Hemos aprendido a evitar las discusiones, porque así creemos que salimos ganando desde el principio. Pero el objeto de toda discusión no debe ser el triunfo, si no el progreso. Entretener, aprender, disfrutar y enseñar son frutos de casi cualquier discusión. Es posible tener un combate, una pelea dialéctica y alzar la voz en tertulias y en acaloradas discusiones, siempre que nuestro objetivo sea el progreso, y no solo el nuestro, si no el de nuestro interlocutor.
No tengáis miedo pues de cuestionar, preguntar, exponer vuestros puntos de vista y, en definitiva, de discutir todo aquello que no encaje con vuestra forma de ver el mundo. Y alzad la voz! De lo contrario correréis el riesgo de estar diciendo siempre que sí a todo.

Un saludo a todos.

Berto.

3 comentarios:

  1.  Yo no pienso igual, pero paso de discutir....

    ResponderEliminar
  2.  a mi me da igual....jajaaj...no en serio, la verdad es que tienes razón....jajaja

    ResponderEliminar
  3.  Yo creo que si que la tengo, si... y no pienso discutirlo... jajaja

    ResponderEliminar